Wednesday, June 04, 2008

La revista

Revista: (Rep.Dom.) Dícese de un sello que se les pone a los vehículos de transporte, que le permite estar en cumplimiento de las leyes para transitar en las calles y carreteras del país.

Este sello se obtiene previa revisión de las partes y funcionamientos básicos de los vehículos, además de accesorios para la conducción vial segura: Luces delanteras altas y bajas, bocina, limpiaparabrisas, señalizadores, luces de freno, carrocería, emisión de gases, mecanismo de dirección, botiquín, herramientas, triángulos, extintor de fuego, espejo retrovisor, asientos y neumáticos o gomas.

Usted debe dirigirse al centro de revisión técnica, ubicado en Av. Tiradentes con una copia del seguro, una copia de la matrícula del vehículo y los impuestos 45RD$ que se compran en cualquiera de las sucursales del banco de reservas.

Con todo eso, usted recibirá el sello que indica que su vehículo cumple con las normas de vialidad y está habilitado para transitar en las calles de la República Dominicana...

¿Qué pasó con mi revista el martes 3 de junio 2008?
Compré el impuesto, saqué la copia del seguro, la copia de la matrícula, llevé el carro... el tipo cogió los papeles, se fue debajo de un techo de plástico a escribir algo con un lapicero, y vino con el sello, lo despegó del papel y lo pegó en mi parabrisas... Ya estoy habilitada... ¡No revisó NADA!

La lista de chequeo no tiene una sola marca... sólo un timbre, y la firma del representante de la dirección general de tránsito terrestre...

Por esas estupendas "revisiones" es que en nuestras ciudades andan carros sin puertas, sin luces, sin ningún sistema de prevención para la seguridad, chocados, con el guía a la derecha, emitiendo gases y humo negro, contaminando acústica y ambientalmente la ciudad y el país.

Osea, por seguridad propia yo mantengo a Hattori con todo lo necesario... ¿O yo estoy mal o es que a nadie le importa?

No hay orden... no hay respeto... ¿Todo es una farsa para recibir esos impuestos paupérrimos=? (que por cierto creo que sale más caro el papel y el sello que me pusieron que lo que costaron los impuestos), osea... ¿Dónde está la ganancia en caso de que la hubiera? En ninguna parte! Todo es pérdida!

¡Qué poco nos queremos!
¡Qué poco queremos nuestra ciudad!

¡Qué poco colaboramos con nuestro medioambiente!

(El año pasado al menos el tipo me preguntó por el botiquín, los triángulos y el extintor a quien le contesté que estaban en la maleta del carro, y él no los revisó... le bastó mi palabra... pero al menos preguntó!)

8 comments:

Marino said...

JAJAJAJAJA

Esperabas que te le hicieran una revisión detallada.....


Memeo!!!!!


JAJAJAJAJAJA


http://www.sarcasmo_a_mil.net

Maria Estilia said...

bueeeeeeeeeno... no me extraña... te lo juro!!!

Javier Vicente said...

:S que quille !!! :S

lagitti said...

Ojalá yo encontrarme con uno así; no estoy en darle $ a nadie.

Princess Arabita said...

A mi oficina viene un señor (cariñosamente "el tribu") que saca las revistas a toda la flotilla. Ahi colamos las de nosotros los empleados. Sin pagar ni un chele mas, sin coger lucha (mando a comprar el impuesto con el mensajero). Que bueno es vivir en paises tercermundistas.

Will said...

ja!...me toca en agosto..ya veremos esa travesia

chuchy said...

Cheluca, es que no te la llevaste, el tipo queria quedar bien contigo, si fueras fea y chueca te averigua hasta la forma de subirte al carro, jejeje!

Alejandro Correa said...

Bienvenida a República Dominicana, lo peor del caso no es que no lo revisen, por lo menos esos nos son como los de antes, que si no le dabas un par de pesos, no te daban la revista aunque tu carro funcionara y tuviera todos los aditamentos de manera excelente. Lamentablemente, por eso hay muchos disparates circulando y lo peor del caso es que muchos ni siquiera van al lugar a sacar la revista, sino que alguien va y se las vende fuera