Monday, November 19, 2007

No hay mal...

No hay mal que por bien no venga... Así lo he escuchado desde siempre... de bocas de mayores y de quienes han querido, en alguna oportunidad, darme esperanzas. Decirme a su modo que lo malo que ha sucedido en la vida ha sido para dar paso a mejores cosas por suceder.

Pero... ¿Vale la pena sufrir para encontrar eventualmente la felicidad?

Yo creo que sí, a partir de la tristeza y del sufrir se aprende a valorar. A través de las penas se añora la alegría... a través del auténtico dolor es que nos hacemos más fuertes... y esa fortaleza es necesaria para mantenerse firme cuando lleguen los buenos momentos... para poder disfrutarlos en plenitud, en toda capacidad.

La esperanza de llegar a dar el corazón... la esperanza de que ese corazón sea cuidado y respetado y amado...

Esperanza... eso sí hay!!!

13 comments:

Marino said...

Bueno... malo... ¿hay diferencia? Tenemos un concepto errado de la vida, en la que, si nos portamos bien, si tememos a Dios y cumplimos las leyes, todo nos saldrá bien.

La vida, lamentablemente no es así. Es una sucesión de eventos, algunos de los cuales podemos incidir, decidiendo una cosa u otra, y en otros no.

Vivo ligeramente mas tranquilo viendo la vida como una serie de puertas, algunas abren muy fácilmente, otras, simplemente hay que tumbarlas. Algunas puertas se nos cierran, dándonos la oportunidad de abrir otras puertas -quizás mejores que la que queríamos abrir en primer lugar.

¿Vale la pena sufrir? Bueno, lamentablemente sí... lamentablemente, por que no hay opción. Sentarse a lamentar la mala fortuna no resolverá nada. Entender que los tropiezos, los sufrimientos son parte de ese proceso al que llamamos vida, no nos hará mas felices, pero si por lo menos menos infelices...

Demasiado pensar para un lunes en la mañana....

MATTIAS ALOU said...

Y esto a que viene???????.........Ese embuste de que no hay mal que por bien no venga dicelo a los niños de somalia a ver que te dicen!!!!!!!........Coño chelu eso era una cosa que nos decian los viejos pa amansar nuestros sufrimientos!!!!!

Maria Estilia said...

Mattias... tu to lo llevas al extremo! Dios!!

Toy de acuerdo contigo Chuleca, a pesar de que no aplica para todas las situaciones de la vida y a veces el bien que viene a recompensar el mal que hemos vivido tarda mas de la cuenta y uno se desespera... pero eso e parte del "choubiznez"

Joan Guerrero said...

Concuerdo con Marino, lamentablemente, hay que sufrir.

Javier Vic. said...

Es una realidad, las cosas nos pasan para que aprendamos y verdaderamente no hay mal que por bien no venga, quizas en el momento que nos quitan algo o perdemos algo nos apenamos al perder eso que tanto queremos pero nadie sabe que cosas buenas pueden venir despues de ahi.

mi Tio me dice siempre: ¨TODO OBRA PARA BIEN¨.

Floralba said...

Detrás de toda adversidad hay una bendición escondida.

Esperanza es lo que hay, nada más.

R.E.L. said...

Dicen tus compatriotas que sin dolor no te haces feliz...

Bεtzåida said...

Lo que nunca se debe perder, la esperanza en que el dolor tambien pasa y las sonrrisas llegan solitas.

OsitaJenni said...

Es muy cierto.
Que bueno que reflejes lo que sientes por medio de este post. Tan lleno de...esperanzas.
Besos y gracias por el correo.

Brain said...

Entonces eres de las que les gusta que le den con el latigo ????


Brain @ Tania's Brother

Alejandro Correa said...

Lo malo de llegar a un post tarde, es que las ideas para comentarios ya han sido tomada por otras personas, pero…

Una vez una persona me enseño algo y saqué como moraleja que el sufrimiento no se puede dejar pasar hasta sacarle provecho, es decir, las malas temporadas tienen su razón de ser, aunque nos desesperamos cuando vemos una ráfaga de ellas, pero el truco está en sacarles el provecho para cuando lleguen los tiempos buenos. Lamentablemente eso podemos analizarlo después que estamos viviendo y que lo malo queda como experiencia, pues mientras es vivencia, no lo queremos aunque sepamos que vamos a aprender algo al final…

Cheluca said...

Brain: no se trata de que nos guste sufrir... a nadie le gusta excepto como dices a los sadomasoquistas, pero quienes somos "normales" tenemos que tratar de ver la vida positivamente... y el sufrir enseña... de la peor manera pero enseña.

Marino said...

Generalmente lo que sacamos de los tropiezos son las experiencias... y como dijo alguien una vez, ¡la experiencia llega cuando ya no la necesitamos!