Wednesday, January 19, 2011

Dinero y amistad (mala combinación)

Sé por experiencia propia que el dinero no se debe mezclar con la amistad (así mismo los negocios y familia a veces tampoco resultan).


Filosofando con Tesorinho un día me hacía la siguiente reflexión: Si tú tienes un amigo que un día te pide 500 pesos (algo así como 13 dólares), una cifra alcanzable pero no es que te sobre siempre (y menos en estos tiempos de crisis económica), y resulta que tú le prestas los 500 pesos, el "pana" se los lleva y por esas cosas de la vida "se le olvida" devolvértelos en la fecha que acordó. Ok, tú vuelves a ver al "amigo" y por vergüenza o cortesía no le tocas el tema de los 500... Y por cierto, el susodicho no recuerda el tema del dinero tampoco. Tú te quedas con esa "espinita" en el pecho... Aaaaaah! El pana vive tranquilo y feliz mientras tú cada vez que lo ves nada más recuerdas los 500 pesitos... 


Efectivamente, cada día que pasa y que por esas vainas de la vida necesitas de 300, 400 o 500 pesos, te acuerdas del "amigo" (y probablamente también de su madre, su tía y su madrina).


Tanto te molesta el tema de los 500 pesos, pero ha pasado tanto tiempo que ya no sabes si vale la pena recordar el asunto. Decides entonces que alejarte de aquel personaje es lo mejor.


¡Qué problema! Si el tipo aquel (porque ya no es tu "amigo") nunca te hubiese pedido dinero, pues quizás todavía se siguiesen viendo, compartiendo en tu casa, o en la suya, y quizás (lo más probable) es que hasta gastes más de 500 pesos (en ron, comida, etc.) cada vez que se vean, y he aquí la pregunta idiota de la hora: ¿Por qué uno se encojona tanto cuando le deben dinero? ¿Es por el hecho de que te lo piden prestado y no regalado como debiese haber sido si no pensaban devolverlo? ¿O es que te molesta que te vean la cara de estúpido? ¿O es que simplemente al ir pasando el tiempo te das cuenta que esa amistad solo costaba 500 pesos?


Por eso, quien crea que es mi amigo no me pida dinero prestado, pues prefiero mantenerle como amigo y no tener que hablar mal cuando usted falte a su compromiso... Porque asumo que toda la gente es honrada, pero solo hasta un día.

10 comments:

Gabriela said...

El dinero siempre es un tema delicado. Por algo se dice eso de "cuentas claras conservan amistades".

Cheluca said...

Gabriela: Así es. Por mi parte si alguien me debe dinero yo generalmente le caigo atrás, creo que hubiese sido buena trabajando en "cobros compulsivos" jajaja
(por eso siempre me ponían a cobrar la cuota del bizcocho de los cumpleaños, pero ya dejé eso... me aburre ser la odiosa que anda "mendigando" cooperación)

Liorys said...

Jejejejejeje! Chelu, muy buen post!!!

La verdad es que a mi no me molesta el hecho de que me pidan dinero, si lo tengo los presto. Pero si un dia me dejan de pagar, no creo que me alejaria de esa persona. Porque es que tienes razon, uno gasta un dineral en parrandas con ellos mismo, que no vale la pena el esfuerzo de quillarte por una tonteria asi! (depende de la cantidad de dinero tambien).

En fin, es mejor evitar problemas, si usted debe, pague!

JODIDOS (la minina y el sietemesino) said...

Yo considero, basándome en tu texto, que más que encojonarse cuando le piden dinero, se encojona (consigo mismo) por no saber/encontrar las formas oportunas (dado el vínculo amistoso es muy importante ésto) para recordarle a ese amigo caradurilla, que le debe pasta. De lo contrario, suele suceder lo que cuentas, el prestado se va de rositas y el prestamista envenena su sangre con palabras que debió exteriorizar hace tiempo.
Hay que andar con pies de plomo al respecto, pues no está el horno para muchos bollos.

Un saludito.

Cheluca said...

Liorys: Exactamente, si el mundo fuera el sitio ideal todo aquel que pide prestado devolvería pero siempre hay gente que se pasa de fresca y se olvida!

Jodidos: Así mismo es... Todos los problemas se ahorran si uno habla a tiempo! Prefiero no prestar para no arruinar la amistad (dijo aquella que no tiene un "chele" en el bolsillo) jajaja

JODIDOS (la minina y el sietemesino) said...

Hola, Chelu.
Tan solo desearte un buen día.

Un besito.

Soaris said...

Hola chelu!!! siempre te recuerdo con agrado y simpatia.

Por otro lado... lamentablemente el dinero no tiene amigos, muchas veces resulta que se alejan de ti por no pagarte o porque no han podido, muchas veces se les olvida y etc... cuando lo pides prestado es un compromiso que haces con esa persona hay que ser muy charlatan para faltar.

un abrazo a todos en especial a camila!

Cheluca said...

Soaris: ¡Qué sorpresa! Mija qué bueno tenerte de visita por acá!!! Un abrazo grandote!!!

Ericarol said...

es verdad... familia y dinero..amigos y dinero.. NO FUNCIONA. !!!

elrincongozoso said...

Ese es un tema delicado y depende del punto de vista de cada cual.

Si crees que al prestarle dinero a alguien puedes perder su amistad - Ya sea por experiencias anteriores o porque tenga fama de mala paga - mejor no le prestes el dinero, la amistad vale mas.

Saludos