Friday, February 11, 2011

Transmisión de pensamiento

yo: Mi amor tú me vas a decir que yo soy una habladora
él: ¿Y por qué dices eso?
yo: Porque justo antes de que habláramos para ponernos de acuerdo de almorzar juntos, yo había estado pensando en que podría llamarte y decirte que nos juntáramos. Que sé que hay que ahorrar pero que comiéramos cerca del trabajo en el sitio ese que te gusta mucho y así aprovechaba de darte los papeles que te tengo que dar.
él: ¡Ahá! Mmm bueno...
yo: Sí, y entonces pensé que mejor que no te llamaba, y bajé a almorzar a la cafetería. Me llevé el celular por si acaso a ti se te ocurría esa idea.
él: Ahhhh
yo: Y justo fue que tú me llamaste a mí con la "propuesta" a la cual accedí dejando ver que había sido tú idea cuando en realidad fui yo que te puse la idea en la cabeza con el pensamiento.
él: ¡Ohhhh! ¡Mira qué interesante! Transmisión de pensamiento. Ok. (y entre los dientes: "¡Habladoooora!")


Esta conversación no ha ocurrido, pero temo que se dará en unos minutos más cuando me encuentre con mi esposo en un lugar para almorzar y comience con la frase inicial del diálogo anterior. 


En unos momentos más escribiré la actualización del post.


...
Bien, en conclusión, él dice que no estamos conectados a través del pensamiento sino que a través del estómago! jajajaja

7 comments:

Jax said...

Romantico,,jejejej,,,que comieron? jejejje

JODIDOS (la minina y el sietemesino) said...

Quizá porque yo también soy hombre, me inclino por la teoría de "Él". ¡Qué poco romanticos somos!.
La comida, como las drogas, es un elemento sociabilizador infalible, jajajaja...
Fue Jung la primera persona en hablar seriamente de la sincronicidad mental. Lo explicó de la siguiente forma:

"Una joven paciente soñó, en un momento decisivo de su tratamiento, que le regalaban un escarabajo de oro. Mientras ella me contaba el sueño yo estaba sentado de espaldas a la ventana cerrada. De repente, oí detrás de mí un ruido como si algo golpeara suavemente la ventana. Me di media vuelta y vi fuera un insecto volador que chocaba contra la ventana. Abrí la ventana y lo cacé al vuelo. Era la analogía más próxima a un escarabajo de oro que pueda darse en nuestras latitudes, a saber, un escarabeido (crisomélido), la Cetonia aurata, la «cetonia común», que al parecer, en contra de sus costumbres habituales, se vio en la necesidad de entrar en una habitación oscura precisamente en ese momento. Tengo que decir que no me había ocurrido nada semejante ni antes ni después de aquello, y que el sueño de aquella paciente sigue siendo un caso único en mi experiencia".

¡Un saludito, buen provecho y mejor weekend!

Gabriela said...

Continuará...

Liorys said...

jejejejejejejejeje. Muy bueno!

JODIDOS (la minina y el sietemesino) said...

Muy buen Sunday tenga usted, señorita.

Un besito.

ahora deltripa said...

por el estómago muchas veces se llega al corazón....


saludos sureños.

Cheluca said...

Jax: comimos el plato del día! Sopa de vegetales, arroz blanco, habichuelas, ensalada hervida y él pescado frito, y yo carne guisada.

Jodidos: Sincronía eh? Pues sí, abrazos para ustedes.

Gabriela: puse la actualización del post ahí mismo... Tesorinho dice que estamos conectados por el estómago jaja

Liorys: Besote para ti

Tripita: tanto tiempo sin saber de ti, y es verdad, eso decía mi abuela, por el estómago se llega al corazón!