Tuesday, March 15, 2011

Entre Tsunamis y otras penurias

¡Qué vida esta! Si no es porque de vez en cuando sacamos tiempo para reir, para disfrutar de las pequeñas cositas que nos presenta la vida terminaríamos hastiados y deprimidos hasta más no poder.


Miramos las noticias y vemos como después de un terremoto (el más grande hasta ahora en la historia de Japón) no bien terminan de salir del shock cuando encima aparece este fenómeno del Tsunami repetidas veces.


Lejanos miles de miles de kilómetros, en América también sufren las costas con los tsunamis que se generan de vuelta. La gente que pierde sus inversiones, la gente que recién estaba recuperándose en Chile del terremoto y tsunami del 27 de febrero 2010, ahora ven nuevamente como el agua vuelve a hacer de las suyas.


Luego la prensa se hace eco de las fallas en las centrales atómicas en Japón. Que si la radiación es 8 veces la permitida, que si falló el sistema de refrigeración del núcleo, que si Japón le miente a la opinión mundial disminuyendo las verdaderas cifras... Mi padre (que trabajó 25 años en la comisión chilena de energía nuclear en el reactor de Lo Aguirre en Santiago Chile) me ha explicado que el núcleo debe ser enfriado constantemente por los sistemas de refrigeración, que ese núcleo está dentro de una vasija y que esa vasija está dentro de un edificio con todas las medidas de seguridad posible (conociendo a los japoneses lo poco que sé de ellos es que son gente super organizada y con conocimientos años luz más adelantados que el resto del mundo en tecnología de punta, por eso es que son una potencia mundial, y entiendo que no deben haber dejado al azar nada en esas instalaciones nucleares que han sido afectadas en estos días).


Me dice mi padre que para que eso se asemeje a lo que pasó en Chernobyl tendrían que pasar muchas cosas. Que de ninguna manera podemos comparar ambos escenarios, ya que Chernobyl estaba compuesto de un núcleo y funcionando directamente en esos "hongos", cuando se produjo la fisión del núcleo eso no tenía ningún sistema de seguridad que pudiera hacer que la radiación emitida no llegara a kilómetros a la redonda. A diferencia de las plantas japonesas en las que el núcleo está dentro de una vasija con su sistema de refrigeración, y esa vasija está dentro de un edificio construído específicamente para mitigar cualquier problema que pudiese suceder. 


Japón que está en una zona super-sísmica no puede haber hecho ese edificio que no haya cumplido con los sistemas antisismo requeridos, y por supuesto el problema que está pasando es por el sistema de refrigeración que falla por la falta de electricidad. 


A mí me late que esto de que los ataques de Francia a Japón diciendo que están escondiendo información no es más que una pataleta por ellos brillar en esta guerra política mundial en la que embarrar a otros me hace sobresalir a mí. Y nadie les recuerda a ellos los simpáticos franceses cuando hacían sus pruebas en el Atolón de Mururoa, de todo el daño ecológico que hicieron y que nunca fue revelado eh? Así sí es bueno, criticar a los demás por la paja en el ojo mientras se tiene una viga en el propio!!!


Por otro lado, sube la gasolina todos los viernes y los sueldos van disminuyendo diariamente porque así como sube la gasolina los precios de todas las otras cosas (comida primeramente) subiendo como espuma, por lo que si bien nuestros sueldos no bajan vemos disminuida nuestra capacidad de compra.


En las portadas de los periódicos no aparecen noticias importantes... Siempre la misma cantaleta política y si uno no se agarra de la fé y de ser positivos en esta vida, y de como decía, disfrutar de esos pequeños momentos como la sonrisa que me brinda mi hija cada día que la voy a recoger al centro de atención, o del beso que me da mi esposo antes de dormir, no sobreviviría.

6 comments:

Gabriela said...

A veces las noticias son tan malas que es mejor no verlas. Pero cosas simples como la sonrisa de Camila o el beso de tu esposo son mucho más reconfortantes para el espíritu.
Buenas reflexiones y buena la explicación de tu papá.

esteban lob said...

Hola Cheluca:

Me parece bien que hayas recordado lo del Atolón de Mururoa. Me recuerda la frase aquella: "Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago".

Cariños.

JODIDOS (la minina y el sietemesino) said...

Hola Chelu, por aquí ando leyendo cositas interesantes.

Un beso.

sabrosa said...

asìes,i amiga lo dijiste ya todo lo que es e nemi corazòn

te quiero
un abrazo fuerte
siguimos fuerte

Magdelyn said...

No lo podria haber descrito mejor... Esta vida cada vez esta más dificil todo se ha vuelto un estrés...

Ericarol said...

acordarse los franceses de como temblaron ante Hitler debería bastarles para no decir nada mas por el resto de sus vidas. Hay que ver cosas.

Me da mucha pena todos esos huérfanos en Japón y en todo el mundo cuando ocurren cosas como estas.