Monday, March 28, 2011

Una de Camila

Como padres tenemos que enseñar desde pequeños a nuestros hijos a decir las palabras mágicas con las que se podrán comportar de manera socialmente aceptable, estas son: Por favor y Gracias.


Camila en su lenguaje está casi "condicionada" a decirlas cada vez que le pregunto "¿Cómo se pide?" y "¿Cómo se dice?", respectivamente.
¿
Hoy le serví un platito de spaghetti de vegetales (de esos de colores, verde, naranja y "blanco") y ella estaba gustosa comiéndoselos con la mano, como si fueran gusanitos y ella fuese un pajarito.


Tesorinho dice, "Ohhh qué ricos están esos tallarines!" y al no tener respuesta o acción de Camila, me preguntó a mí si Camila le llamaba "spaghetti" o "tallarines" a esa pasta, yo le dije que no sabía, entonces procedí a preguntarle a Camila: "Camila y cómo tú le dices a eso?" (apuntándole a los spaghetti) y ella dice: "¡Gaaashia!"


Jajajaja quizás no sabe cómo decirles pero al menos es agradecida! Jijiji




(Aquí les dejo unas fotos de anoche cuando ella se estaba "probando" un bikini que le regalaron y unas sandalias)

5 comments:

Gabriela said...

Qué linda... ¡qué ternurita!
Me has regalado una sonrisa de esas que salen del fondo del alma.

Ericarol said...

gaaaassiiias por compartir!

marta said...

Que linda, Dios te la bendiga!

Gloria Angelica said...

jajajjaja que bella. Los niños saltan con cosas a veces :P


Mi sobrinito de 2 años, cada vez que ve un moreno flaco lo señala y dice COLMADO!!! El cree que todos son delivery del colmado...y pa colmo el niño es rubio ojos claros .Nos ha hecho pasar muchas verguenzas :S

esteban lob said...

jajaajajajaja.
¡Son las consecuencias de tus lecciones de urbanidad, Cheluca.