Tuesday, June 26, 2007

Cuando la gente no quiere trabajar

No sé por qué a la gente se le hace tan difícil trabajar los lunes... será porque vienen del fin de semana... será porque no durmieron bien con el musicón de la esquina, será por el "mardito" calor que azota la ciudad... la cosa es que me topé con un aburrido el día lunes que fui recomendada a un sitio en donde ilusamente pensé que me atenderían bien.

Tenemos poco, muy poco, que decir de la atención al cliente en el país, pero si usted tiene una empresa de servicios no se supone que yo le ruegue que me atienda, se supone que voy a pagar por ese servicio y usted debe darlo. Si usted no quiere trabajar dígaselo a su jefe y no me pase la queja a mi que soy la cliente.

Todo partió porque como sabrán le compré "zapatos" nuevos a mi novio Hatori, y había que alinear y balancearle los zapatos al nene.

Bien... me recomendaron un sitio.

Llegué allá a las 6pm con los tapones de esa hora... me estaciono y espero que venga alguien a "recibirme", luego de un par de minutos de nadie hacerme caso, me siento ignorada pero, salgo del vehículo y me dirijo a un mostrador en una oficina. Saludo y pregunto cómo es el procedimiento para que me hagan alineación y balanceo al carro... el tipo me envía afuera con el Sr. Jimenez... llego afuera y nadie me pregunta ni me dice nada... entonces digo "quién es el señor Jiménez", los dedos acusadores no se tardaron en apuntar al de bata blanca... Gentilmente me pregunta en qué me puede servir... le digo que quiero hacerle alineación y balanceo al carro... entonces me quedo estupefacta ante su siguiente pregunta "¿Qué hace el carro?"... y yo ya medio mosqueada me digo "pero y ¿Qué carajo tiene que hacer el carro para yo llevarlo a alinear y balancear?", entonces intuyendo hacia dónde iba su pregunta le digo "es que le cambié los aros, entonces quiero hacerle la alineación y el balanceo"... él envía a uno de sus empleados... "atienda a la joven" (como si con lo de joven ganara puntos y pudiese quitarme la cara de desconcierto que llevaba)...

Bien... me sigue el hombre y dice... "baje el vidrio yo le doy las instrucciones"... bajo el vidrio y espero instrucciones... un poco más adelante, enderece el guía... ahí!

Entonces comienza su lloriqueo... "es que estos carros tan chiquitos" y yo pensando "pero este weón ¿Qué se cree?, ¿Pensará que soy rubia?, ¿O acaso que no lo estoy oyendo?... ¿Qué mierda le importa a él si mi carro es pequeño o no?, ya sé! No tiene ganas de trabajar..."

Estuve a punto de decirle, deja eso así... pero decidí llevarlo hasta el próximo nivel...

Me salí del carro y lo dejé donde él había solicitado, me senté frente al carro para ver con qué me iba a saltar ahora el aburrido.

Resultó que no se demoró mucho en decir otra frase que me estaba confirmando su aburrimiento... dijo: "qué problema!"... Mi hermano... trabajar es un problema? Si tiene problemas con trabajar renuncie! Simple o no?

Bueno... vino de allá pa' cá con un "cubo" para ponerle a la tuerca de la rueda y no le servía... se devolvió con otro más... que más o menos encajaba... lo puso en la "pistola" y le dio gas... un sonido poco familiar rodeó el ambiente, y su cara de culpabilidad no se hizo esperar... la siguiente frase me puso "mosca": "es que esto va a rayar el aro"... idiota! el aro ya estaba rayado... y por su culpa...

Después salió que no se podía hacer la alineación... puesto que las gomas delanteras no eran iguales... yo le dije: es verdad no son iguales... y para mis adentros agregué "¿Y?".

Él dijo en tono recriminatorio: "es que cómo se le ocurre comprar aros nuevos y ponerle gomas usadas al carro!!!"... decidí callarme... (qué tipo más "freco")... ma callé porque ese día, así como andaba él de aburrido, así mismo andaba yo de inmutable... nada me movería de mi estado Zen... y no dije nada... y creo que fue mejor así... entonces le dije: "ok, no se hace la alineación, pero sí el balanceo no?"

Entonces empezó con que se rayaban los aros porque el huequito donde van las tuercas es muy pequeño... entonces le dije "pues sácalas con la llave de rueda y no uses la pistola"... y bajó el carro para que yo buscara la llave de rueda... que servía pero, obviamente, para los aros antiguos!

Anda er' diablo... pa qué fue.... cuando ese hombre vio la llave me dijo "pero tú tá quedá!" y yo... (pero y ete tiguere) lo miré y le dije: "es más... deja eso así... monta la rueda..."

El idiota consiguió lo que quería... no trabajar... pero le hice pasar trabajo como quiera... haciéndome la idiota (me costó mucho) y perdieron a una cliente de por vida.

Para los interesados: ¿Quieren saber dónde no ir a alinear un carro un lunes a las 6pm?



Por cierto aquí están mis zapatos nuevos...

11 comments:

Joan Guerrero said...

La escasez de servicio, de otorgarle servicio a los demás, parece que se perdió a la deriva, al llegar a esta isla.... cosas como ésta, han existido peores, suerte que fue nada más por vagancia que no te haya dado servicio.

Por cierto, lindos zapatos.

Alejandro Correa said...

¿Pensará que soy rubia?, aqui me quede atras, dame dato sobre eso por favor...

El concepto de servicio al cliente en este pais es un sofisma, pues la teoria de que el cliente siempre tiene la razon, no existe, todo lo contrario...creo que he salido muy pocas veces ileso de esos lugares de alineacion y balanceo pues esos tipos siempre tienen la tuya y eso que te salvaste de que el tipo no te dijera:

Eso es muy dificil de hacer, y te costara mucho dinero, dame tanto a mi y yo te voy a facturar tanto, para que no vayas muy forzada....

Y asi te tumban a ti y tumban al dueño del negocio, que nunca esta atento a lo que deberia...eso me ha pasado...

Will said...

cuando le ponemos el resonador???..jajaj

Cheluca said...

Joan: Servicio al cliente... suena medio gringo pero a veces hay que sacarles el sombrero a los desgraciaditos en ese aspecto.
Ojalá hubiese algo así aquí...

Ale: lo de rubia... es porque el mito de que las rubias son tontas existe... nada más por eso... no offense!

Will: El resonadooooooorrrrrrrr!!! Bueeeeno... deberíamos ir a cotizar juntos para ver si por dos nos hacen descuento!

Ginnette said...

Servicio a quién? permiteme reirme ja-ja-ja.
Ayer lunes estaba pagando unas cosas en La Sirena y la cajera tenía una cara de aburrimiento que la mataba. Cuando me tocó mi turno, vi su nombre en un gafete y le dije: Mercedes, tu luces un poco, cansada.. por no decirle otra cosa.. Me responde ay que me siento mal, que me duele no se que cosa. Le dije deberías decirle a tu supervisora que te de un descanso o que te deje ir a tu casa.
Es lamentable, pero que culpa tenemos de esto? o de que simplemente no quiera trabajar.
PS: preciosos zapatos!

Alexei Tellerias said...

Tú como que debieras tirar al medio el nombre del sitio...

Por lo demás, el servicio al cliente en este país es una utopía tan ridículamente graciosa como la inteligencia militar o el "estado de derecho". Me gustaría reirme de este chiste, pero más que eso me dan ganas de llorar.

sombra_de_mi said...

Qué lindo tu auto!!!

Me gustó muchísimo...
Y sí, siempre hay gente que se queja a pesar de todo lo bueno que tiene....

En fin, a predicar con el ejemplo...

Besos desde Chile congelado...

Sombra

Amy Castro said...

Una de las cosas que mas me incomodan en nuestro pais es eso, por eso apoyo el que uno debe tratar siempre de trabajar en algo que nos guste, asi los lunes no seran tan pesados...
y muy chulos tus zapatos, combinan con el vestuario.

Cheluca said...

Gracias Chinita, Sombrita y Amy (Welcome!) las llevo a pasear cuando quieran chicas!!!

Alexei: Yo como que debiera dar el nombre? Mejor digo donde está... en la 27 de febrero, antes de llegar a apec, casi esquina caonabo.

Cherrycola said...

tu sabes, yo odio los lunes, y es porque como me acostumbro tanto a el fin de semana, q me cuesta creer q el lunes llega y hay q volver a lo mismo!

Anonymous said...

estaria muy bueno que no generalizemos pero parece que te hizo bien descargarte escribiendo , saludos!