Thursday, June 07, 2007

Día 5 - Tikal (Parte 3)

Aquí les dejo lectura para el jueves feriado...



Seguimos en Tikal... (recuerden que son 16Km de recorrido, no se desesperen)
Yo sé que peco de detallista, a lo mejor podría haber menos fotos en los post... pero me parece injusto no mostrar todas las maravillas a las que tomamos fotos, y ná... mi conciencia no me permite hacerlo de otro modo... así que... "jártense" de fotos!

De un momento a otro el guía nos llevó al: Mundo Perdido. Digo... se llama así porque no está perdido realmente, no fue que se perdió ni ná... está ahí... y es más lindo! Me encantó ese grupo de construcciones en donde la siguiente pirámide corona con su estampa, con elegancia, con altura a ese mundo, en donde uno se imagina de todo!



La pirámide del mundo perdido tiene 4 lados y alrededor de 30 metros de altura. Cada escalón es de 40 a 45 cm de alto, es decir... para subir hay que tener muslos!

Aquí va Manolito subiendo escaleras otra vez (Ay Doña Laura!)


En la cumbre del lado sur de la pirámide levanto los brazos para 2 cosas: sentir el viento recorrer el cuerpo, y para que no se me vea barriga (esta técnica se la debo a un "insaciable aventurero" compañero de trabajo).
Más de cerca? Aquí va:
Dicen que de las estructuras que están en el mundo perdido esta pirámide es la que siempre conservaron de la manera en que fue concebida. Al frente del lado sur (abajo) hay una plataforma que usaban para hacer sacrificios (me salvé! Yo no estaba para esa época, y tampoco me hubiesen sacrificado siempre cogían a la más bonita... jejeje ven? ser feo tiene ventajas también)
Detrás de mi en esta foto se ve una pirámide pequeña y la de atrás es el Templo IV (el más alto, 70 metros)


Al este del mundo perdido hay una gran explanada que soporta otros tres templos, los cuales eran usados como referencia visual para la observación de las estrellas y de esta manera contar el tiempo, lo que dio como resultado el calendario maya, como ven los Mayas en astronomía estaban "alante alante".
En el lado norte de la pirámide cerramos los ojos y levantamos los brazos (como nos sugirió el guía). Allí nos llenamos del espíritu renovador del viento, la tranquilidad y las energías positivas del norte se adentraron en cada célula y la visión después de eso fue mucho más clara.
Realmente fue una experiencia muy linda...

Bajar la pirámide no se hace tan difícil, hay personas que la bajan con el frente hacia la pirámide, es más fácil y no da vértigo. Hay otros que la bajan con la espalda hacia la pirámide medio de costado, y descender en zig-zag para evitar el vértigo también.





Los que bajan de frente son los más bacanos... en realidad los que llegan vivos abajo son los más bacanos jaja.




En la siguiente fotografía se ve la altura de cada peldaño... a puro muslo fue el ascenso.

Esta es la pirámide "pequeña" que se ve desde arriba.
A esta pirámide no se sube.



Ya saliendo del mundo perdido (que no tá perdío ná, nosotros lo encontramos!) vamos por senderos en donde se aprecia que todavía hay construcciones que no han sido restauradas ni "descubiertas" de la vegetación que creció encima de ellas.
Aquí una muestra:






El bosque es fresco, subir a las pirámides da calor... lo bueno y lo malo... el ying y el yang... En fin... nos paramos a respirar mientras el guía que también nos servía de fotógrafo nos retrataba delante de este "arbolito" chiquito.


Seguimos...

3 comments:

Pamela said...

Te encuentro toda la razón que te hayas ido a R.D. Maravillosa gente, maravilloso país.

Paseo increíble a Tikal: yo me lo perdí hace años, por porfiada (ni quise pedir vacaciones, era una oportunidad única, pero pasó la vieja..). En fin. Me alegro que tu lo hayas disfrutado a concho.

Un saludo desde Montevideo, de otra chilena pate'perra.

ahora deltripa said...

genial, tremendas imágenes...toda una cultura!!!.
por acá?...con lluvia y frío....tal como no te gusta...je.
saludos

Cheluca said...

Hola Pamela... qué lástima que te hayas perdido ese viaje, realmente creo que vale la pena (porque tampoco es barato) pero it worth it!

Jajaja oye... acá se caen los patos asados por esta época, pero de repente caen esos aguaceros que tiran el agua con balde y por ahí más o menos como que se arregla la cosa... No les envidio el frío... PARA NADA! Saludos y gracias por pasar por acá!