Thursday, August 02, 2007

A la orilla

Resultó una vez, de las que me he enamorado en la vida, que al recibir la decepción de no tener nada cuando se pensó que lo había tenido todo... la tristeza se apoderó de mi.

Caminaba cabizbaja por los sitios, no hablaba mucho con la gente y las sonrisas estaban tan escasas que parecía que mi boca estaba congelada.

El frío del invierno llegó tan duro a las puertas de mi corazón que yo sólo salía de casa para trabajar y volvía a casa a dormir... no sé si tenía ánimo para presionar los botones del control remoto.

Quienes me rodeaban no estaban acostumbrados a verme en ese andar ensimismado y quizás sí estaban acostumbrados al estruendoso sonido de mi risa sincera. Al verme así, se preocuparon, como sabían que tenía "mal de amores" trataban de animarme... pero no hay intento más infructuoso que el de un amigo diciéndote que todo saldrá bien, que ya pasará... porque el dolor está tan pegado a tu pecho que sabes que son solo buenas intenciones.

La frase que más escuchaba era "no me gusta verte así... ¿Qué te pasa? tú no eres así"... y yo me sentía tan presionada a "volver" a ser como "antes" y esa misma presión no hacía sino hundirme un poco más.

Terminaron por sugerirme una psicóloga, asistí dos veces, pagué muchísimo dinero puesto que mi plan de salud no cubría "salud mental" y menos "males del corazón". En mi entrevista con ella, recuerdo que me senté en un cómodo sillón y no sé cómo surgió la conversación... hablé de lo que me estaba pasando y de lo que estaba sintiendo... ella escuchaba y a veces me hacía preguntas anexas.

Al final de la segunda cita me dijo: "tú no necesitas terapia" y yo sonreí... lo que dijo en ese momento me abrió una ventana en el corazoncito destrozado, y sus siguientes palabras cayeron como tibios rayos de sol en el invierno en que estaba sumergida.

Me dijo: "Tú tienes derecho a vivir tu pena"... No se puede sanar el corazón si no se viven todas las etapas, no se puede sacar la pena de ahí con la presión externa de las demás personas para que vuelvas a ser como eras... toda pena tiene su tiempo y su vida... uno debe vivirla y a conciencia.

Tus amigos sólo quieren lo mejor para ti, pero es TU pena... debes vivirla para dejarla morir luego.

Afortunadamente el tren del amor no pasa sólo una vez en la vida, y hoy, como en ese tiempo, sigo esperando a la orilla del riel.



(la foto la tomé de link)

21 comments:

Emilia said...

Me encanto, ya pasé por una una y ahora estoy pasando de nuevo... Pero dice la sicologa, hay que vivir la pensa, es la unica manera de superarlo.

Alejandro Correa said...

Bueno, mi querida Chelu, la realidad es que este post me ha dejado muy pensativo, por varias razones. Entre ella es que a veces en la posición de amigo uno solo quiere las mejores cosas para las demás personas y por otro lado uno en medio del sufrimiento, nadie mas que uno desea que se supere esa etapa.

Ante situaciones como estas, las palabras sobran, pero es bueno siempre saber que hay personas a tu lado, aunque las mismas se mantengan en silencio, pero por lo menos sabes que están dispuestas a escucharte…

Ante situaciones tales, prefieres las conversaciones o el silencio de tus amigos?

alyohara said...

se lo ke eso pero ya,penas superadas!!!!1

Will said...

Tu veras que ese principe negro (los azules no existen, y tampoco es Billy), llegara...tu veras...


recuerda, lo negros son famosos..jajja

luima said...

que lindo consejo, es asi , hay que vivir su pena , por cierto al principio crei que estabas en la orilla de A riel , pero ya me di cuenta que no.

Cheluca said...

Emilia: uno cree que de la última pena no te vuelve a pasar más... pero siempre nos equivocamos. El dolor es intenso y mientras más reciente peor... confiemos en que somos capaces de superarnos siempre... Ánimo!!!

Ale: como que me da la sensación de que me conoces más de lo que yo esperaba... Sí... los amigos son DEMASIADO importantes, pero de verdad si quieres ayudar a alguien no presiones... mantenerse cerca sí! pero no presionar.

Tícher: Mantengamos la esperanza en que las penas serán superadas.

Wilsito: Ojalá así sea... siempre me han gustado los "negritos" y no quiero príncipes... a esta altura lo que quiero es un REY.

Luima: eeeh no... Ariel es mi hermano chico y no estoy a favor del incesto, además Madelyn es mi cuñada y es demasiado grande pa meterme en pelea con ella jajaja

megamonchy said...

Ya que estas en la orilla, ten cuidado si cuando llegue el tre te pise.

Cr. said...

Me dijo: "Tú tienes derecho a vivir tu pena"... No se puede sanar el corazón si no se viven todas las etapas, no se puede sacar la pena de ahí con la presión externa de las demás personas para que vuelvas a ser como eras... toda pena tiene su tiempo y su vida... uno debe vivirla y a conciencia.

Tus amigos sólo quieren lo mejor para ti, pero es TU pena... debes vivirla para dejarla morir luego.

Me he robado el consejo

Gracias!

Madelyn said...

ja ja ja y por qué todo el mundo me coge miedo por el tamaño ja ja ja yo nada mas soy grande... Chelu "los que saben esperar recibirán las mejores cosas". Cuando? no sé, pero llegará!... pídelo con lujo de detalle, y espera por lo que has pedido ;)

Rosannita said...

Hermoso y cargado de muy buenas reflexiones! Creo que mejor consejo no te pudo dar esa especialista!

=D

Rom@&ris said...

Una vez leyendo un libro de Carlos Cuatecmoc Sánchez (el cual no recuerdo el nombre exactamente) recordé algo que el decía que cuando terminas con una pareja debes de dejar que se consuma todo lo que llevas por dentro hasta las cenizas del perdón, debes desahogarte, llorar cuanto desees y esperar a que el tiempo lo cure todo nunca evadir cuanto sientes porque siempre cargarás con eso a cuestas.

Ginnette said...

Gracias por recordarnoslo. A veces nos preocupamos tanto por los amigos que nos olvidamos que ellos necesitan su espacio.
Fue un gran consejo.
Abrazos amiga

R.E.L. said...

Luima: no es riel es REL! jaja, ta pasao!

Nikkei-Girl said...

ASí es. A mucha gente se le olvida que tienes que terminar de agotar una etapa, aunque sea de penas y sufrimiento. Te lo digo porque estoy pasando por eso mismo en estos precisos momentos de mi vida. IT takes time... eso es lo único que queda por decir.

Cheluca said...

MegaMonchy: El último tren me chocó y me arrastró como de aquí a donde vive Tania... Por fin caí y me estoy sacudiendo todavía.
(ese MMGranazo)

Cr: Róbese lo que quiera si le sirve mija! No hay problema... los pensamientos no tienen dueño... cada uno los adapta a su realidad y por lo tanto son distintos.

Madelyn: Seguiré tu consejo... BESHOTE!

Rosannita: Eso é veldá... creo que los $ que di estuvieron bien pagados.

Rom@&ris: Wow... bonitas palabras... vamos a ver si algún día logro llegar a las cenizas del perdón.

Chinita: El que ha sufrido sabe... pero siempre se aprecia (y mucho) a la gente que se preocupa por ti cuando estás tristón.

Tania: Los amigos estamos por aquí, cualquier cosa oyó??? Besote pa ti también

MATTIAS ALOU said...

OOOOOOOOOOPS CHELU YO SI SE QUE ES ESO..............ES DURO Y LO DIGO ENSERIO.........BY THE WAY ANOCHE ESTUBIMOS JUNTOS ALEXEI JOAN MANUEL FONSINA Y YO............LA PASAMOS SUPER E HICISTE MUCHA FALTA

Princess Arabita said...

En esos momentos no quieres muchos consejos, pero si un hombro cuando lo necesitas. Y si estas del otro lado, entonces presta el hombro y no hagas muchas preguntas. Puedes hacer comentarios entre trago y trago, como por ejemplo: ESE DEGRACIAO, NO TE MERECIA, entre otros. Pero no esperes respuesta.

B@B@ said...

yo pase solo una vez por eso.. y espero ke mas nunca...

Pulsarbeta said...

´...thousand days, thousand dreams... Solitary man, living on from distance´.

Cada etapa es superable.
Lo importante es no atarnos al pasado de las cosas. Carpe Diem!

pb

LiZzYe said...

Me dijo: "Tú tienes derecho a vivir tu pena"... No se puede sanar el corazón si no se viven todas las etapas, no se puede sacar la pena de ahí con la presión externa de las demás personas para que vuelvas a ser como eras... toda pena tiene su tiempo y su vida... uno debe vivirla y a conciencia.
--- tocaya este post me vino como anillo al dedo.

me sentaré junto a ti a esperar. aceptas mi compañia?

un abrazo.

Fran said...

Hola Cheluca. Como dicen por ahí, no hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista. Cada cosa tiene su tiempo y su lugar. Cada día es una nueva oportunidad de encontrar cosas nuevas, buenas y reconfortantes. El amor está ahí, solo hay que saber buscarlo y cuidarlo.

Yo diría que lo importante no es estar a la orilla del riel, se debe buscar dentro de la Estación. Cuando se escuche un llamado, en ese momento es que se debe esperar. Mientras tanto, disfruta de la vida. ;)