Monday, March 16, 2009

Cuando el amor de pareja se muere

Hace unos días conversaba con un primo mío al cual le tengo muchísimo cariño, y me contaba que se ha separado de su esposa, después de 17 años de matrimonio.

La conversación surgió espontáneamente, y se le leía a él tranquilo (aunque las emociones pueden ocultarse perfectamente detrás de un font en la pantalla) y calmadamente fue respondiendo a mis preguntas de por qué esta nueva situación de él, sobretodo cuando se veía que ellos eran la familia perfecta, con tres hijas hermosas, sin mayores problemas económicos, etc...

Pero, la vida matrimonial no es lo que se ve desde fuera, sino lo que se vive dentro del matrimonio. Mi primo me dijo que la principal razón para haberse separado de, la aquel entonces, su esposa, fue que se acabó el amor de pareja. Así, simple y llanamente el amor se murió.

Yo me quedé desorientada, porque no imagino que algo tan importante como el amor pueda morir, sin siquiera dar una muestra de agonía o insatisfacción. ¿El amor muere así tan de repente? Yo creo que no, creo que en nuestro afán de tapar cosas, de hacernos los locos, dejamos pasar muchas desaveniencias y que a la larga terminan matando lentamente el amor, que cuando ya venimos a darnos cuenta, esa agonía ya es un proceso irreversible.

Quisiera, en mi vida, poder manejar ese tema de la mejor manera posible. El amor hay que cuidarlo, lo sabemos, pero no basta solamente con saberlo, hay que actuar. Al amor no hay que darlo por sentado, al amor hay que ganarle cada batalla.
Si de pronto hay algún malentendido o desacuerdo, hablar y no salir de casa sin haber solucionado el problema, para que el amor no se acostumbre a la mentira ni a fingir. Supongo que cuando el amor se acostumbra a este tipo de cosas le es más fácil comenzar a morir poco a poco hasta que un día cualquiera el corazón le dice a la razón que no es posible seguir juntos como pareja, porque ya no se aman.

Quiero cada día renovar mi amor, para que no se aburra, para que no titubee, para que no guarde rencores, para que olvide lo que haya que olvidar y conserve lo que haya que conservar.

Quiero cada día amar sin miedo, amar preguntándote en cada beso si de verdad me amas de vuelta.

Quiero nunca dar por obtenido este amor. Quiero vivir sabiendo que cada minuto este cultivo de sentimiento rendirá frutos y que como dije una vez, ese amor, no tenga principio ni fin.

9 comments:

esteban lob said...

Hola Cheluca:

También creo que hay síntomas que permiten correcciones a tiempo (o al menos intentos) y que el término abrupto del amor es más bien excepcional.

Es raro un "te amé con locura hasta las 11.20 de hoy...pero ahí se me pasó".

Cheluca said...

Esteban: estoy completamente de acuerdo contigo, hay que estar con todos los sentidos puestos para poder ir viendo las señales.

Laura E. said...

Se puede amar para siempre... es una decisión y un compromiso :D Ánimo!

Penélope said...

Quisieramos pensar k es asi pero el amor no muere realmente del todo por que siempre tendras los mejores deseos para esa persona es solo que aveces se torna mas un carilño de amistad k en amor y uno sabiendo k ya esta con esa persona tiende a devalorar o dar menos importancia

Magdelyn said...

Creo que a veces uno se iluciona tanto en dar amor que volvemos ciegos de la realidad. Y cuando venimos a darnos cuenta el amor se esfumó.

ahora deltripa said...

a ésto me refiero:

http://www.bebeabordo.com.ar/revistas/revista09/quepinas.htm

http://umba-umba.blogspot.com/2008/04/quepinas.html

http://portabebechile.blogspot.com/

entre muchos otros lugares que en el google te pueda salir después de que pongas "quepina"...!!!


saludos.
tripa

ahora deltripa said...

ap.
esta semana se viene.
estamos en la quemada, en tres horas más tengo la segunda eco del día.

Ginnette said...

Yo si creo que el amor muere. Pero rara vez de un golpe. Es una muerte muchas veces silenciosa y lenta. Muere por el engaño, por el silencio forzado, por la incomunicación, el irrespeto, el cambio en nuestros ideales, etc.
Por eso hay que estar abierto siempre a que esa posibilidad puede suceder. No por pesimismo, sino porque uno simplemente no puede controlar lo que el otro siente.
Hay que dia a dia cultivar la relación, de eso no hay dudas.
Un abrazo!

Liorys said...

Sabes? En una cosa tienes razon. El amor no muere de la noche a la manana, como tampoco nace de la noche a la manana.
El amor siempre da senales de cuando esta herido, de cuando necesita atencion, cuando da la alerta y si no les prestamos la atencion debida, pues poco a poco agoniza al punto de morir.
Es como una enfermedad, si no se les presta atencion puede ser fatal.
El amor es lo que mueve al mundo, el amor por nuestros hijos, por nuestras parejas, por nuestros padres, por nosotros mismo.
Asi que si no cuidamos de ese sentimiento tan puro y tan sublime, podemos morir lentamente.
Como los periquitos cuando se les muere su parejita, la soledad los mata, asi mismo sucede con el amor.