Wednesday, March 11, 2009

Halar la suerte

Hay veces en que me pregunto acerca de la influencia que tiene la suerte en cada uno de nuestros episodios en la vida.

Hay gente que dice que no tienen suerte (cuando la verdad es que sí tienen, solo que de la mala). Hay otras personas que dicen que "por suerte" me pasó esto o aquello.

Yo leí alguna vez por ahí que: la suerte acompaña a aquel que no la incluye en sus planes.

Está la opción de uno hacerse su propia suerte, es decir, halar para que ella (la buena) nos acompañe. Dicen que el dinero llama al dinero, así mismo, cuando te sientes afortunado la doña y esquiva suerte se multiplica, o al menos así lo entendemos.

Así mismo, cuando llevas una mala racha parece que la mala suerte se queda... una detrás de otra pasan las cosas que consideramos malas.

Hay otras situaciones en que después de tanto repetir "cuidáo si pasa eto", "cuidáo si pasa eto otro" las cosas se dan... y ahí es que uno dice "la halaste"... cuando lo que halamos es "negativo" yo me pregunto si no podemos hacer lo mismo con lo positivo "cuidáo si nos ganamos el loto" por ejemplo!!! El lío es que uno nunca está muy convencido de las cosas positivas y le ponemos menos energía parece...

¡¡¡De ahora en adelante pensaré más en positivo!!! Pa' no halar la mala suerte!

5 comments:

Liorys said...

Buena filosofia, siempre debemos despertar las cosas buenas, mientras mas pesimistas somos, mas mal nos saldran nuestros proyectos.

Mis Huellas said...

Muy interesante este post. Fijate que no es cuestion de suerte. Es cuestion de estar preparado para aprovechar situaciones que se presenten.

La suerte es resultado de trabajo, determinacion y pensar positivo.

Muy bueno este post.

B@B@ said...

yeah yo siempre he creido en eso tambien...

lo malo es cuando tu siempre estas con personas negativas eso tambien se te pega....but i try to be positive..

Dashy said...

lee el libro el secreto, y si lo leiste te daras cuenta que es asi..besos manita..

Adrian - Abrazador said...

Como dicen por ahí, la suerte está echada. Estoy de acuerdo, depende de uno labrarse el propio destino y confabularse con los elementos necesarios, propicios para salir victorioso. Aunque en materia de azar y causalidad no todo esta dicho y comprobado.