Monday, March 09, 2009

Solo una cervecita

El otro día miraba espantada cómo al frente de la calle en la que me encontraba se producía una situación que me choqueó. Tuve que mirar y seguir mirando para convencerme de que lo que veía era verdad.

Era un domingo y había par de muchachonas bebiendo una cerveza jumbo en una esquina. Mientras bebían, conversaban y se movían al ritmo del "musicón" que estaba instalado una cuadra más allá.

Con las muchachas habían 3 niños. Dos pequeñas que no pasaban de 4 ó 5 años y un muchachito un poco más grande. Las niñas vestidas con sendos trajes de domingo y los moñitos amarrados con muchas bolitas de colores.

Eso parecía normal, hasta que la más pequeña de las muchachas cogió la botella de cerveza que estaba en el piso, y la empinó hasta empezar a beber. Las "muchachonas" vieron este espectáculo y la dejaron, ellas siguieron conversando, y yo desagradablemente sorprendida ante tal aberración, pero que ellas consideraban de lo más normal.

¿Por qué aberración? Simple y llanamente porque los menores de edad no deben beber alcohol y menos a esa edad. No se debe beber durante el embarazo tampoco, ya que ese cuerpecito que está creciendo dentro del vientre es tan pequeñito, y el beber alcohol para la madre es perjudicial porque aumenta los riesgos de que el bebé nazca con retraso mental, retraso de crecimiento, defectos en el corazón y rasgos faciales anormales. El efecto del alcohol durante el embarazo es un tema controvertido, pero todos los supuestos efectos que se le atribuyen (la mayoría de origen neurológico), son demasiado graves e irreversibles como para no prestarles atención. (más info aquí)

Hace unos días veía un programa de televisión (no recuerdo el nombre) en el que entrevistaban a una terapeuta y psicóloga que conversaba con la presentadora acerca de este tema. Que hay algunas personas que prefieren darles alcohol a sus hijos desde pequeños porque para que después anden a los 16 (o antes) cayéndose de un "jumo" (borrachera) mejor que aprendan a tomar en la casa... la doctora decía que eso no era correcto, que de alguna u otra manera se está perjudicando al niño con ese alcohol en la sangre. Que lo que se está provocando es que esos niños terminen siendo alcohólicos. Y es lo que me temo que ocurra en muchas esquinas de muchas calles por aquí.

7 comments:

Magdelyn said...

Eso yo lo veo a cada rato por mi casa donde la gente se corrompe todos los fines de semana. A esos padres irresposables parece no importarles el daño que le ocaciona a sus hijos darles alcohol... Incluso he visto mujeres preñadas beber como si nada... Yo me he atrevido a decirle a alguna que no tome alcohol pero esta dice que eso no es nada y que un vasito de cerveza no le hace nada.

A uno le da impotencia que esto suceda por que a pesar de todo los niños son inocentes a este tipo de situaciones.

Creo que la falta de educación o conciencia al respecto tiene parte que ver con este problema.

Ginnette said...

Pues yo pienso que así es como empieza la cosa. La permisividad y la tolerancia que asumen los padres ante actitudes como esta, son deplorables.
Ayer justamente iba camino a la casa de mi mamá, y en un colmado habían varias personas bebiendo, y entre ellas una niña como de tres años.
Ya eran las 7 de la noche y ellos muy campantes allí.
Despúes nos quejamos de que los hijos nos salen "malos" o "corruptos".

Virgen said...

hay chelu te aseguro que no se cuanto tiempo llevas aqui pero, nunca te dejará de sorprender este país.

ahora deltripa said...

...."Y es lo que me temo que ocurra en muchas esquinas de muchas calles por aquí."


y por acá...you know

B@B@ said...

ewww eso da pena..no sabe en k lio se meten esas madres...

yo tengo un primito que era asi,..la mama le daba vino y ya ahora tiene 22 anos y es alcoholico el pobrecito. el ha tenido muchos problemas medicos y no dudo que sea de eso...

Liorys said...

Sabes una cosa, estoy contigo. A los ninos no se les debe dar alcohol.
Es aberrante, eso es muy cierto.
No existe una edad apropiada para saber cuando se esta listo para empezar a beber, pero considero que mientras mas tarde se empiece es mejor.

lagitti said...

Empezando porque un colmadón no es lugar para menores, punto. Una cosa es que la familia comparta tragos en casa y los niños estén jugando a que desde pequeños se acostumbren que para disfrutar haya que salir a beber. Después se quejan cuando son borrachones y cueros. Además, no es cuestión que una terapeuta u otra lo diga, los niños no deben ingerir ni media gota de alcohol porque detiene el crecimiento, afecta los riñones, el corazón, el cerebro, y demás pequeñeces. No sé cómo te contuviste porque a mí hay que quitármelas de las manos.... (qué violenta verdad? mejor me voy pa' mi casa ya). Saludos.