Tuesday, April 10, 2007

Querer creer

Así estoy... no sé si tiene que ver con SPM (no... no es San Pedro de Macorís) o qué... pero qué problema... nada más ver un pedazo de la serie "What about Bryan" (que trata de relaciones de gente "adulto-joven" y los líos relacionados a dejar alguien plantado en el altar, y tratar de "win back" al tipo plantado, más reconocer que se está fuera de tiempo... en fin!) y después tirarme "Grey's Anatomy" (dramas, dramas y más dramas relacionados a médicos, lealtad, olvido, y por supuesto relaciones amorosas quebrantadas) para terminar con ese sentimiento llamado "pena" en el corazoncito.

I know... la única relación estable que he tenido en estos últimos tiempos tiene que ver con las "cajitas cuadradas" (la tele y la cajita del cable)...

I know... alguien podrá decir "get a life", pero esa es mi vida últimamente...

Tiene que ver con descansar, con pasar tiempo sola... con creer, con querer creer...

Sentí pena, porque los recuerdos de cosas vividas llegan sin más ni más, y pena porque quiero querer creer en un futuro, quiero querer creer que hay un futuro.

Por mientras estoy en el presente.

Y juro... lo juro que de tanto querer creer me asomé a la ventana incontables veces... porque sentí el aroma de la lluvia... y no estaba lloviendo, aunque en el cielo las nubes rosadas de la noche amenazaban con caerse...

Y volví a sentir el aroma de la tierra mojada, y volví a asomarme... mientras me preguntaba "Dónde está la lluvia?"

Y vuelta otra vez... la ventana y yo, una sola cosa.

¿Por qué? porque quería creer en lo que estaba sintiendo...

¿Por qué? porque no estaba lloviendo, y en el fondo de mi corazón quise que lloviera.

Bien... no me di cuenta, no supe cuando fue... quizás de tanto avisarme el olor de lluvia, me acostumbré a él... y cuando tímidamente llovió... no me di cuenta.

Sólo lo supe, cuando nuevamente estábamos la ventana y yo, y observé las gotas sobre los carros y el hecho de que ya había llovido, y no me di cuenta.

¿El resultado? Hoy tengo los ojos hinchados, no son ojos de pescado, porque gracias a Dios todavía me quedan muchas pestañas... Dios sabe! Por eso me dio muchas pestañas, para que cuando llegara la pena no me la guardara... Dios sabe que la pena reprimida se transforma en gastritis, así que, para que no me preocupara de la estética, me dio suficientes pestañas...

Sólo quiero querer creer...

(por favor... si creen que mi vida es tan patética como yo lo creo, ayúdenme a tener una vida, necesito conocer gente nueva, salir del círculo de la soledad... any advice?)

2 comments:

- YOGUR - said...

Mira, estaba yo felizmente cambiando unas cositas en mi Blog cuando, de repente, me ha apetecido darle a 'Siguiente Blog' y ha aparecido el tuyo.

Ya que estamos, me leo el primer post - he pensado.

Cheluca, supongo que las cosas son más faciles verlas desde fuera cuando uno no está implicado emocionalmente en el asunto, pero sinceramente creo que no deberías amargarte. Solo tienes que buscar las cosas buenas que tiene tu vida y aferrarte a ellas (Y seguro que las tiene, aunque tengas que arañar para encontrarlas). Yo soy de la opinión que la vida es demasiado dura y demasiado corta como para vivirla con tristeza. Es preferible ser positiv@ y ponerle una sonrisa a todo (Incluso a los problemas).

Si quieres sonreír un poquito te invito a visitar mi Blog.

http://diarioyogur.blogspot.com/

No sé si lo que te he escrito te servirá de algo pero al menos me gustaría pensar que las nubes se irán pronto y tarde o temprano saldrá el Sol.

Ya lo verás.

Un abrazo ;P

Graciela Saúd S. said...

Visitaré tu blog... Gracias por tus palabras!