Thursday, July 24, 2008

Cómo encontrar al hombre perfecto (3)

En el "capítulo" anterior hablamos de las primeras citas . Lo lógico es que después de una primera correcta cita vengan las siguientes citas...

¿Pero qué hacer en una primera cita? ¿Cómo no joder una primera cita?
A veces creemos que son ellos los que fallan, y resulta que somos nosotras que damos mensajes equivocados. Entonces todo se resume en: ¿Cómo asegurarse en esas primeras citas de sacar la mayor cantidad de información que te lleven a decidir si hay chance para una segunda cita?
Lo más importante es ser claras y prácticas. Dejar un poco de lado a la chica soñadora y sentimental que todas llevamos dentro y convertirnos en las Sherlock Holmes disfrazadas de supermodelo.

Cuando estés en una primera cita, debes recordar no hablar de tu "proyecto secreto", osea, quieres que tu cita se entere que estás buscando pareja, pero no es necesario que hablen de eso específicamente. Tampoco hables de tus frustraciones con tus parejas anteriores, no querrás que el prospecto salga corriendo aduciendo que lo han llamado de la NASA para resolver un problema muy importante y te deje ahí sentada.
Tampoco quieras llevar tú siempre los hilos de la conversación, los hombres saben que hablamos mucho, pero no es necesario que reafirmes esta idea tan directamente.
Si él te pregunta algo, evita las respuestas cortantes como simples "Sí" o "No". Contesta afirmativamente o negativamente pero pregúntale a él de vuelta lo mismo para que te dé su opinión y así puedas entender hasta dónde quería él llegar con esa pregunta.

Pregunta lo quieras averiguar poniendo un tema asociado, y déjalo que se expanda en las respuestas para que puedas obtener mucha información y puedas evaluar al final de la cita si él se merece una segunda cita.

Por otro lado, los hombres son distintos a nosotras. Ellos tratarán (como los pavos reales) de mostrar sus plumas y hacerte ver que ellos son atractivos para el sexo opuesto. A veces recurren a tonterías, como la violencia (verbal o contra alguna situación específica), no le des mucha mente a eso, y no rechaces a un prospecto que iba bien hasta ahí, porque puede ser que él esté nervioso igual que tú. Dale el beneficio de la duda una vez, si a pesar de ese segundo chance él insiste en ser un tarado entonces tienes permiso para deshacerte de esa cita lo más pronto posible.

(Continuará...)

5 comments:

OsitaJenni said...

jejejeje...creo que no pase por eso de las citas.

Tmac said...

Eres toda una veterana, jejeje

Medea said...

wow .. super me encantan tus consejos..super interesantes Ponganlo en practica quienes los necesite y siga que va bien :)

Liberto said...

¿y eso te sirvió alguna vez? No sé, no sé... jajaja... A mí lo que me sirve es una mujer de verdad, no esas estretegias a la defensiva.

Ternura Mañanera said...

El hombre perfecto, es facil de encontrar lo unico que muchas veces nos vamos por otros lugares