Thursday, April 09, 2009

Broma


Ay, ahora que leí un post de mi "amigo" virtual Esteban me acordé de una broma, maldad o como quiera llamársele que le hice a mi madre hace muuuuucho tiempo.

Estábamos en el metro en Santiago de Chile, y yo que ya había hecho uso del servicio puesto que iba al liceo en un bus que me acercaba hasta el metro y de ahí tomaba el tren subterráneo para llegar más rápido al destino.

En esa época el metro se inauguró con dos líneas (la uno y la dos duuuuuh... parece tonto, pero no lo es, la tercera línea en inaugurarse fue la cinco... la tres todavía no está, y la cuatro tiene A y B y ya está en funcionamiento) pero bueno... dos líneas, pero casi siempre utilicé solo una. El tema es que mi madre no había ido al metro ni lo había usado, por su naturaleza de mujer hogareña, que siempre estaba en casa y que cuando salía lo hacía montada en una bicicleta.

Entonces, el día que salimos al centro de la ciudad le dije que usáramos el metro. Dijo que sí. Nos compramos los boletos y entramos a la estación. Para ella todo era nuevo. Yo le iba explicando que pusiera el boleto en el acceso de la forma correcta, le explicaba las direcciones en las que iba el metro y cuando nos paramos en el andén le dije: "Cuando veas aparecer el metro desde ese lado tienes que hacerlo parar para que se detenga, porque si no entonces no va a parar".

Ella hizo parar el tren (yo riéndome atrás de ella), el tren se detuvo. Las puertas se abrieron y entramos, después no aguanté la risa y tuve que contarle... me dijo que yo era una pesada, pero ella también se rió de su inocencia...

Cuando le dije que tenía que decir: "En la siguiente parada por favor", nada más me miró y se rió... Pendeja solo una vez!

3 comments:

Virgen said...

aun no he utilizado el metro de aqui, le temo honestamente, pero yo escuché que una mujer en una ocación, se quedaba y empezó a gritar: dejeme chofer, dejeme que me quedo, usted no oye, que me quedo!

Adrian Morales (Abrazador) said...

Interesante anécdota. Yo también le he jugado alguna de esas a mis padres y abuela. Después todos terminamos riéndonos. La imagen de tu mamá en bicicleta me recordó alguna película chilena que vi a principios de los 90 en Cuba. Allá pasaban mucho cine chileno. Que estés bien. Saludos.

PALANTEFLASH said...

jajjajajjaja la pobre,sabes que aveces me gustaria estar cerca por alla en Santo Domingo e ir a algunas estaciones del metro y compartir algunas experiencia con las personas que se montan deben haber miles de historias ya. jejjejejeje

saludos