Wednesday, January 24, 2007

Las cartas que nunca envié...

Sí... ¡Qué triste! ¡Qué pérdida de tiempo! ¡Qué malgastar de tinta, papel, pensamientos y lágrimas!
Nunca las envié...
Y aunque no sean tinta y papel, son bits y palabras que nunca llegaron a su destino...
Y las volví a encontrar por casualidad... y me asombro de mi propio romanticismo.
Haber sido capaz de hilar tanta "maravilla" para alguien, palabras de amor, cartas de amor, sonetos de pasión...
¿Qué me queda? Quizás un día de estos me anime a publicar lo que nunca se publicó... aunque hasta yo me sonrojo de pensar que esa que escribía era yo... tan deshinbida, tan... tan impropia (porque me creía propiedad de otra persona), tan... tan enamorada...

Eso es lo único que me queda... saber que soy capaz de amar.
Saber que yo existo no matter what...
Saber que yo valgo...

No quiero terminar sonando como una amargada, aunque debo admitir que a veces la pena viene a visitarme... pero bueno, Dios es quien sabe a quién darle lo que tiene... y que me consuele el Salmo que dice que soy bienaventurada (la que lloró o llora) porque reiré.

2 comments:

R.E.L. said...

No se sería mala idea que publicaras algunas.

Graciela Saúd S. said...

a pedido del público... ahí vienen par de cartas... por favor no se sonrojen... jeje